Arenisca de Villamayor
Principal > Catálogo > Areniscas > Arenisca de Villamayor

 

 
  Fotos de obraMuestras  
CARACTERÍSTICAS FÍSICO-QUÍMICAS
Masa volúmica 1,86 g/cm³
Coeficiente de absorción 13,55 %
Resistencia mecánica a la compresión 2,6-28,5 MPa
Resistencia mecánica a la flexión 0,6-1,4 MPa
Desgaste por rozamiento 9,23 mm
Resistencia al impacto 88,33 cms
Resistencia a las heladas 1,82 %
   

DESCRIPCIÓN

 

 

La también conocida como Piedra Franca, es la roca ornamental que ha constituido el material fundamental empleado en la mayor parte del Patrimonio Histórico Arquitectónico de Salamanca y sus alrededores.

 

Es por lo general, de grano fino a medio, deleznable al tacto, con coloraciones entre blanco-amarillento y pardo-rojizas, según el contenido en óxidos de hierro.

 

Se extrae en varias canteras de los alrededores de Villamayor (Salamanca), de una litofacies de la Formación Areniscas de Cabrerizos, de edad Paleógeno superior y origen fluvial.

 

Se clasifica como arenisca feldespática-arcosa, compuesta de cuarzo (40-70%), feldespatos (10-30%), micas y matriz arcillosa (10-20%). La oxidación superficial proporciona el tono pardo-dorado causante del gran espectáculo de esta piedra cuando es iluminada por el sol crepuscular.

 

Es de destacar su facilidad para cortarla y para su labra y talla, siendo tanta la filigrana que admite su trabajo que dio origen a la denominación de Plateresco. Esta facilidad de fina labra se realiza gracias a la blandura que posee al ser extraída de la cantera, que junto al posterior endurecimiento al ir perdiendo la humedad es una de sus características físicas más notables.

 

Actualmente se utiliza básicamente para la edificación e fachadas, piezas escultóricas y restauraciones de monumentos. Las piezas empleadas son muy variadas, aunque las más extendidas son las rectangulares de 10-12 cm de grosor con acabado raspado.